Ciudad con historia - Grenoble France

Ciudad con historia

Según usted, ¿Grenoble solo es sinónimo de esquí? Olvídese de los estereotipos y acérquese a conocer. La ciudad encantará a los amantes de la historia y la cultura.
Grenoble está cerca de picos rocosos o nevados, y además alberga en su interior una historia rica y antigua. A fin de animar las largas veladas de invierno, síganos y abra las puertas. Tiene permiso. ¡No se arrepentirá! Desde Cularo hasta Grenoble, la historia ha avanzado a pasos agigantados pasando por el Delfinado

GRENOBLE PATRIMOINE © Pierre Jayet-13.JPG
El antiguo palacio del parlamento del Delfinado - La estatua del caballero Bayard © Pierre Jayet

Grenoble siempre ha mantenido su fuerte espíritu pionero, a veces rebelde, y ha destacado más allá de nuestra región. A partir de esta rica historia, Grenoble sigue repartiendo su quintaesencia dentro de una vida cotidiana a imagen de sus habitantes: dinámica, curiosa, con miras al futuro, etc.

Fontaine des 3 Ordres, statue centre-ville
La fuente de Trois Ordres © Pierre Jayet
GRENOBLE PATRIMOINE © Pierre Jayet-8.JPG
© Pierre Jayet

Con la finalidad de escribir nuevas páginas en el libro de historia. Si las calles de Grenoble pudiesen hablar, seguramente le contarían historias de las murallas de esta ciudad (siglo III), todavía hoy visibles en las calles peatonales. Le hablarían del aterrador duque de Lesdiguières, quien comenzó...

GRENOBLE-PATRIMONE-OK-61.JPG
Halle Sainte-Claire © Pierre Jayet
GRENOBLE MODERNE © Pierre Jayet-9.JPG
El parque Paul Mistral

... quien comenzó la construcción de la fortaleza de la Bastilla, auténtico emblema actual de la ciudad donde le llevarán nuestras famosas «burbujas» . Le contarán todo sobre la Jornada de las Tejas, albores de la Revolución francesa y, en esta misma línea, el surgimiento de la Revolución industrial.
Los antiguos muros de las calles del centro de la ciudad le contarán muchísimos secretos sobre Henri Beyle, que ya conocerá bajo el seudónimo de Stendhal. Le hablarán del paso de Napoleón, quien dejó en su nombre una ruta de tal belleza que quita la respiración. 

Y, por supuesto, la historia reciente no podría entenderse sin la Grenoble resistente de la Segunda Guerra Mundial, ni de la Grenoble campeona de los Juegos Olímpicos de 1968.
Es hora de que continúe escribiendo la historia recorriendo las calles y callejuelas del centro histórico de la ciudad, abriendo las puertas de los 34 museos de la aglomeración de Grenoble, de modo que pueda impregnarse de este pasado tan rico y del espíritu de Grenoble, único por descubrir cómo se tejerá la historia de mañana: amplia oferta cultural, festivales todo el año, innumerables asociaciones y un espíritu pionero en multitud de ámbitos